Salud en la tercera edad: enfermedades recurrentes

Salud en la tercera edad

Comparte este post

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

El primero de octubre de cada año es un día especial para los Adultos Mayores o personas de la tercera edad, en todo el mundo.

Actualmente, la cifra de personas que sobrepasan los 60 años – edad considerada punto de partida de la llamada tercera edad -, sobrepasa los 700 millones de personas en todo el mundo. La Organización Mundial de la Salud estima que para el año 2050, esta cifra aumentará a 2.000 millones, en un planeta que para entonces contará con cerca de 7.500 millones de habitantes.

Esto significa que muy pronto, uno de cada cuatro habitantes del planeta será un Adulto Mayor. Al finalizar el siglo, de persistir esta tendencia, los ancianos del planeta superarán en número a las personas jóvenes, o relativamente jóvenes.

¿Esto qué significa? Antes que nada, que el Día Internacional del Adulto Mayor adquiere ahora mayor relevancia y que debe aprovecharse para exigir iniciativas para tratar y abordar los problemas que aquejan a estos seres humanos valiosos.

Desde la Clínica Santiago, pensamos que la atención en salud a los Adultos Mayores, debe ser un tema prioritario a considerar y debatir, no solo en el Día Internacional del Adulto Mayor, sino en cualquier época del año.

Es por eso que queremos hacer énfasis en los problemas de salud recurrentes que afectan la calidad vida de nuestros adultos mayores.

Enfermedades y patologías en la tercera edad

Los avances científicos y la atención de la salud ayudan a las personas a vivir más tiempo que nunca. Como resultado de ello, las afecciones médicas se convierten en un desafío mayor en la atención a personas de la Tercera Edad.

La atención a una persona mayor es una tarea complicada si no disponemos del conocimiento necesario sobre el cuidado y la enfermedad que sufre esta persona.

Ciudados en la tercera edad

¿Cuáles son esas enfermedades y cuáles son sus síntomas? Conozcamos algunas de las más representativas:

Artritis

La artritis es la descomposición del tejido dentro de las articulaciones. Puede causar dolor, inflamación, movimiento restringido del área y una aparente debilidad dentro de las articulaciones afectadas.

Hay dos tipos principales de artritis: osteoartritis y artritis reumatoide. Cuando se trata de personas mayores, el tipo más común de artritis es la osteoartritis. Esta es causada por el desgaste; cuantos más viejos somos, más hemos usado nuestras articulaciones a lo largo de nuestras vidas.

Los síntomas de la artritis incluyen:

  • Dolor en las articulaciones, sensibilidad y rigidez.
  • Movimiento restringido de articulaciones.
  • Inflamación en y alrededor de las articulaciones.

Desafortunadamente, actualmente no existe una cura para la enfermedad, pero hay tratamientos disponibles, como analgésicos, corticosteroides y terapias con masajes, que pueden ayudar a ralentizar la afección y disminuir el dolor.

Hipertensión

La hipertensión es una condición de salud a largo plazo por la cual la presión arterial en las arterias se eleva constantemente. La presión arterial es la presión de la sangre dentro de los vasos sanguíneos y se mide en ‘milímetros de mercurio’ (mmHg) usando dos números; por ejemplo, 120 / 80mmHg.

Más de uno de cada cuatro Adultos Mayores en el mundo tiene presión arterial alta, pero muchos ni siquiera se darán cuenta. La única forma de averiguarlo es controlando su presión arterial.

Los síntomas notables de hipertensión son raros, ya que la única vez que alguien notará síntomas de hipertensión será cuando su presión arterial alcance niveles peligrosamente altos. Esto se conoce como crisis hipertensiva y los síntomas incluyen dolores de cabeza severos y ansiedad, dolor de pecho y latidos cardíacos irregulares.

La hipertensión ejerce mucha presión sobre los vasos sanguíneos, el corazón y otros órganos vitales como los riñones. Tener presión arterial alta aumenta el riesgo de las siguientes afecciones médicas graves y potencialmente mortales:

  • Las enfermedades del corazón.
  • Los ataques al corazón.
  • Enfermedad renal.
  • La demencia vascular.
  • Accidentes cerebrovasculares.
  • Insuficiencia cardíaca

Además de visitar a un especialista en Clínica Santiago, existen formas de tratar y controlar la hipertensión como por ejemplo:

  • Cuida tu dieta: evita los alimentos con alto contenido de grasas saturadas y azúcar. Reemplázalos con frutas y verduras.
  • Lleva un estilo de vida activo: comienza haciendo más ejercicio cada día. Camina regularmente y continúa trotando si tus condiciones físicas lo permiten.
  • Deja de fumar: la nicotina aumenta la presión arterial y la frecuencia cardíaca de las personas. Si fumas, una de las mejores cosas que puedes hacer por tu salud general es dejar de fumar.

Se recomienda que todos los adultos mayores de 40 años se controlen la presión arterial al menos cada dos años.

Asma

El asma ocurre cuando las vías respiratorias del cuerpo son sensibles a los alérgenos y se inflaman. Esta inflamación puede causar un ataque doloroso y aterrador, que hace que los músculos de las vías respiratorias se contraigan y se estrechen, lo que dificulta la respiración.

Los síntomas del asma incluyen:

  • Tos
  • Una sensación apretada en el pecho.
  • Estar sin aliento regularmente.

Las personas mayores son susceptibles al asma y puede empeorar cuando padecen un resfriado o gripe. El asma puede ser perjudicial para la vida de una persona y controlarlo es extremadamente importante, ya que puede ser una afección potencialmente mortal.

Ceguera

La principal causa de ceguera es la degeneración macular relacionada con la edad, que afecta a más de 6.600,000 personas en el mundo. Esta patología es causada por una acumulación de depósitos en la mácula (el área pequeña en el centro de la retina) y también puede ser causada por vasos sanguíneos anormales que se desarrollan debajo de ella.

Otras causas comunes de ceguera en los ancianos son el glaucoma, causado por la presión sobre el nervio óptico y la diabetes. La retinopatía diabética causa daño a la retina. Las posibles opciones de tratamiento para la ceguera dependerán de la causa, pero pueden incluir:

  • Cirugía de cataratas.
  • Gotas para los ojos.
  • Cirugía láser.

El diagnóstico temprano de ceguera potencial es vital, por lo tanto, busca atención médica si tu visión se está convirtiendo en un problema. Por supuesto, todos deberíamos someternos a controles periódicos para asegurarnos de que nuestra vista sea saludable.

Cáncer

Un tercio de la población sufrirá una forma de cáncer en algún momento de sus vidas. Hay más de 200 cepas de esta afección médica, como cáncer de seno, cáncer de próstata y cáncer de pulmón.

El cáncer es una enfermedad en la que las células del cuerpo se replican de manera anormal y causan una masa conocida como tumor. Estas células anormales se multiplican, causando que el tumor crezca o que las células cancerosas se propaguen a través del torrente sanguíneo.

Los síntomas que todos debemos tener en cuenta incluyen:

  • Encontrar un bulto inesperado.
  • Pérdida de peso inexplicable.
  • Sangre inexplicable en las heces, orina, al toser o al vomitar.

La tasa de supervivencia es mucho menor para las personas mayores, por lo que es importante detectar los síntomas antes y comenzar el tratamiento lo antes posible.

Enfermedades mentales

Las enfermedades mentales atacan a nuestro cerebro y son condiciones graves que afectan la calidad de vida ya que causan alteraciones emocionales y funcionales, según la enfermedad.

Las enfermedades mentales con más incidencia entre los mayores son: Alzheimer, Demencia Senil, Parkinson, Ictus y ELA.

Osteoporosis

La Osteoporosis se produce por la disminución de minerales en los huesos. Las caídas en personas que sufren osteoporosis tienen más riesgo de sufrir alguna fractura.

En Clínica Santiago podemos realizar un examen de Densitometría ósea (DEXA, DXA) para evaluar el riesgo de una persona de desarrollar fracturas debidas a la osteoporosis con un examen rápido y no invasivo.

Neumonía

Las personas de la tercera edad son muy susceptibles a la gripe y este virus, puede acarrear complicaciones respiratorias como la neumonía hasta el punto de requerir hospitalización.

Según el INEC, la neumonía es una de las principales causas de morbilidad en el país, en los hombres ocupa el segundo lugar (18.39%), y en las mujeres el cuarto (17.39%).

Si presentas síntomas como: tos, flema, fatiga, fiebre, nauseas, vómito, dolor en el tórax al respirar acude al médico.

Entérate más

Promociones

Recuperación post covid-19

Si tuviste COVID-19 es importante que te realices chequeos. La infección por Covid deja secuelas que es importante controlar para evitar posibles complicaciones. Por eso,