Diferencia entre mamografía y ecografía de mama

Diferencia entre mamografía y ecografía de mama

Comparte este post

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

La mamografía y la ecografía de mama son exámenes diferentes y complementarios que ayudan a detectar la existencia de células cancerígenas en etapas iniciales y por esto es importante realizar revisiones periódicas de mama para poder iniciar un rápido tratamiento. Recuerda que un diagnóstico a tiempo, salva vidas.

Debido a que pueden existir tumores milimétricamente pequeños o mujeres con tejido mamario denso. En estos casos, es recomendable complementar el examen con una ecografía de mama para investigar las zonas de alerta observadas en la mamografía.

Día mundial contra el cáncer

El 4 de febrero se celebra el Día Mundial contra el Cáncer, promovido por La Organización Mundial de la Salud, el Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer (CIIC) y la Unión Internacional contra el Cáncer (UICC) con el objetivo de aumentar la concienciación y movilizar a la sociedad para avanzar en la prevención y control de esta enfermedad.

Del 4 al 7 de febrero, por el mes de la lucha contra el cáncer, Clínica Santiago tiene un 20% de descuento en exámenes de marcadores tumorales.

¿Qué es una mamografía?

Una mamografía es una imagen de la mama tomada con rayos X y que permite ver una imagen del interior de los senos. Existen mamografías de detección y mamografías de diagnóstico. Al realizarse una mamografía, el médico puede detectar irregularidades en la mama o tumores que aún no se pueden sentir.

La mamografía de detección permite detectar el cáncer de mama en una persona sin síntomas. Es recomendable hacerse este examen todos los años a partir de los 40 años de edad. En mujeres con antecedentes de cáncer de mama o de ovarios se recomienda comenzar antes.

La mamografía de diagnóstico permite dar respuesta sobre un síntoma específico:

  • Si la mamografía de detección muestra sospechas
  • Presencia de una masa en la mama
  • Otros síntomas inusuales

Cómo se hace una mamografía

La mamografía es una prueba ambulatoria. El proceso podría ser doloroso ya que para la toma de la imagen se necesita comprimir la mama en sentido horizontal y vertical de manera gradual. En ciertas ocasiones, es necesario tomar imágenes adicionales con mayor compresión aún para que no quede ninguna zona oculta y así aclarar posibles dudas. Hay que tener en cuenta que las mamas pueden estar más sensibles al estar cerca o durante la menstruación.

Para realizarse este examen siga las siguientes recomendaciones:

  • Vístase cómoda: Para hacerse la mamografía debe estar descubierta desde la cintura para arriba
  • Menstruación: Intente no hacerse una mamografía una semana previa a su menstruación o durante la misma
  • No utilizar: perfume, desodorante o talco ya que aparecen como manchas y pueden confundir los resultados
  • Evitar: la cafeína una semana antes de la prueba

¿Qué es una ecografía de mama?

Una ecografía de mama es una técnica de imagen y prueba complementaria a la mamografía que examina los senos mediante ultrasonidos y sirve para realizar una evaluación completa de masas que se pueden palpar pero que no aparecen en mamografías y encontrar pequeños tumores que aún no se han extendido a los ganglios linfáticos.

La ecografía mamaria permite diferencias entre nódulos sólidos (tumor) y nódulos líquidos (quiste) y podría diferenciar entre condiciones benignas o malignas. La ecografía mamaria es una prueba indolora que no sustituye a la mamografía ya que no puede detectar microcalcificaciones que podrían indicar la presencia de cáncer. Sólo en caso de embarazo, para no someter al paciente a radiación, se puede realizar esta prueba como primer diagnóstico.

La ecografía mamaria debe hacerse especialmente si hay signos de riesgo como antecedentes familiares de cáncer de mama o biopsias con diagnóstico de lesiones de alto riesgo y sobre todo en mamas densas.

Qué son las mamas densas

El tejido mamario está compuesto por conductos galactóforos, glándulas mamarias y tejidos. Las mujeres con mamas densas tienen mayor tejido denso que tejido graso. Este es un hallazgo frecuente y lo determina un radiólogo según el nivel de densidad.

Las mamas densas se detectan en una mamografía con la aparición de una zona blanca sólida en la mamografía que dificulta la visualización. Alrededor de la mitad de las mujeres que se realizan una mamografía tienen mamas densas.

La importancia de la ecografía de mama

Las mamas densas aumentan la posibilidad de que no se detecte el cáncer de mama en una mamografía, ya que el tejido denso podría estar ocultando un posible cáncer. Se considera que las mujeres con mamas densas, tienen un riesgo mayor de presentar cáncer de mama que el promedio. La ecografía de mama permite la identificación de un tumor sólido o quiste de mama en caso de estar ocultos por la densidad del tejido.

Cómo se realiza esta prueba ¿Es dolorosa?

La ecografía de mama es una prueba que no tiene dolor, no requiere de preparación y no tiene riesgo para el paciente. La duración de esta prueba podría tardar entre 15 y 30 minutos. Se aplica un gel en el seno y se pasa por encima un transductor que emite ondas sonoras y detecta los ecos a medida que rebotan de los tejidos del cuerpo. Los ecos se convierten en una imagen en la pantalla de una computadora.

Entérate más

Promociones

Recuperación post covid-19

Si tuviste COVID-19 es importante que te realices chequeos. La infección por Covid deja secuelas que es importante controlar para evitar posibles complicaciones. Por eso,