La Vacunación como aliada de la salud

vacunación

Comparte este post

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

El cuidado de la salud así como los tratamientos médicos son de libre elección y de la misma manera es la vacunación. Las vacunas se consideran uno de los casos de éxito más importantes de la medicina moderna, ya que han contribuido a disminuir considerablemente las tasas de mortalidad infantil y a mejorar las condiciones de vida de aquellos quienes la reciben. Sin embargo, hay detractores de la vacunación quienes consideran innecesario inmunizar a los niños contra enfermedades que están prácticamente erradicadas. Algunos no lo hacen por la desconfianza en el sistema sanitario, otros por moda y otros por el desconocimiento de los riesgos que esto puede acarrear.

En Ecuador se estima que el porcentaje de niños que completaron su proceso de vacunación bajó a menos del 90% desde el 2013, y se considera que durante el 2020 esta cifra disminuirá aún mas gracias a la pandemia.

Libertad en la Salud

Vivimos en una sociedad donde somos libres de elegir el tipo de cuidados que queremos para nuestra salud.  Dependiendo del tipo de enfermedad, las personas eligen tratamientos con medicina tradicional o con medicina alternativa, y a la hora de elegir si vacunarnos o no, ocurre lo mismo. Lo importante en este paso, es estar bien informados.

Aunque hay libertad para elegir, se debe tener en cuenta que al evitar la vacunación se puede poner en riesgo a la población, ya que se puede traspasar enfermedades infecciosas tales como el sarampión, rubéola y paperas.

Una meta de vacunación del 95% crea «inmunidad de grupo» en una comunidad. Esta es la manera de evitar que una enfermedad altamente contagiosa se propague.

Desconfianza gracias al Marketing

Los detractores de la inmunización se centran en evitar los intereses de las empresas farmacéuticas y las posibles presiones de los fabricantes de vacunas. Y es que la continua aparición de comerciales haciendo parecer a las vacunas como algo obligatorio o absolutamente necesario hace desconfiar de los resultados reales que ésta pueda tener. No obstante, la vacunación ha entregado a la sociedad múltiples beneficios a lo largo de los últimos 100 años. Es por ello que la desconfianza en cierto sector no debe influenciar sobre decisiones tan importantes, en especial aquellas que pueda afectar a los niños menores.

¿Por qué ingresar una enfermedad en mi cuerpo sano?

Esta es otra de las cuestiones que tienen en mente los detractores de las vacunas. Las vacunas son agentes derivados de la misma enfermedad, pero están elaboradas en un ambiente totalmente controlado. Así, el sistema inmunológico puede defenderse contra la enfermedad de manera mas eficiente que si no tuviera la vacuna. 

También se piensa que las condiciones actuales de sanidad y alimentación permitirán que el ser humano se mantenga sano y libre de enfermedades, pero no es hasta que se presenta un brote de ciertas enfermedades que el cuerpo no se expone a ellas. En ciertos casos el cuerpo es capaz de vencer algunas de estas enfermedades pasando unos días en la cama. En cambio, otras son tan perjudiciales que el desarrollo de la enfermedad deja secuelas muy graves, llegando a provocar la muerte en muchos casos.

El miedo a los efectos secundarios

Como se mencionó anteriormente, cuándo ingresa la vacuna al organismo, ingresan agentes ajenos a lo que el cuerpo conoce y esto a la vez crea reacciones. En ciertos casos, las reacciones pueden ser hinchazón o dolor ligero en el área donde se aplicó la vacuna, pero en otros puede provocar fiebre o malestar a nivel sistémico. Aún así, los efectos secundarios que podríamos sufrir son totalmente mínimos a lo que se viviría en el caso de sufrir la enfermedad que queremos prevenir. 

Mientras que una reacción por vacuna dura un par de días, una enfermedad como el sarampión puede durar semanas, manteniendo al paciente con fiebre, tos seca, erupciones y en caso de complicaciones, diarrea, pulmonía y hasta encefalitis.

Desconocimiento de los costos de la vacunación

Dependiendo del sistema de salud de cada país, los costos de las vacunas pueden variar. No obstante en Ecuador, las vacunas contra enfermedades inmunoprevenibles son totalmente gratuitas en los centros de salud. Estas vacunas previenen al paciente de enfermedades como el rotavirus, poliomielitis, difteria, tétanos, tosferina, neumococo, fiebre amarilla entre otras. Mismas que deben ser aplicadas a los infantes menores a dos años para completar su dosis de vacunación.

Así mismo, invertir en un proceso de vacunación ahora, permitirá ahorrar en el futuro los costos de hospitalización y medicinas.

La vacunación es una opción para niños y adultos

Cuando pensamos en vacunación, nuestro primer pensamiento va dirigido a los niños, pero la mayoría de adultos desconocen los beneficios de una adecuada prevención de enfermedades, como por ejemplo, la influenza. 

La influenza es una enfermedad respiratoria contagiosa, en algunos casos leves puede provocar tos, fiebre y malestares en cabeza y cuerpo. En casos graves puede derivar en cansancio, vómitos, diarrea y en ciertos casos la muerte. La mejor manera de prevenirla es la vacunación.

Cada temporada de influenza es diferente y la infección por el virus de la influenza puede afectar a las personas de diferentes maneras. Es por ello que se recomienda ser vacunado contra la influenza una vez cada año, para ser beneficiado por la actualización de los anticuerpos.

Cómo conocer las opciones de vacunas a las que tengo acceso?

En Clínica Santiago nos hemos preparado para cuidar a la población de Santo Domingo de las enfermedades inmunoprevenibles, pero también contra otras como la influenza y hepatitis . Conoce las opciones de vacunas a través de nuestros médicos tratantes.

 

Entérate más

Promociones

Recuperación post covid-19

Si tuviste COVID-19 es importante que te realices chequeos. La infección por Covid deja secuelas que es importante controlar para evitar posibles complicaciones. Por eso,