5 Tips para fortalecer el sistema inmunológico contra el COVID-19

sistema inmunológico

Comparte este post

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

5 Tips para fortalecer el sistema inmunológico contra el COVID-19

El COVID-19 o el Coronavirus, como lo conocemos comúnmente, aún sigue acechando y la población ecuatoriana no quiere, ni tampoco puede, parar sus actividades diarias. Lamentablemente, este virus no da tregua y aún estamos a muchos meses de encontrar una vacuna que permita a nuestro cuerpo defenderse de él. Sin embargo, está en nuestras manos el reforzar nuestras defensas naturales para que si llegaramos a contraerlo, los estragos que produzca en nuestro cuerpo sean lo más leves posibles y estemos en posibilidad de evitar fines catastróficos. 

Mucho se ha hablado sobre los protocolos de desinfección en edificios y casas y también sobre el correcto lavado de manos. Pero, podemos dar un paso más, armando nuestros cuerpos frente al Coronavirus a través del fortalecimiento de nuestro sistema inmunológico.

 

Fortalecimiento a través de la alimentación

Para “elevar” nuestras defensas no es necesario hacer peripecias, ni tampoco comprar productos caros. Muchos de los ingredientes que necesitamos están en nuestra propia cocina. Y es que eligiendo más variedad de frutas y vegetales podemos ir construyendo las armas necesarias para que nuestro sistema inmunológico esté dispuesto a luchar y ganar frente a una enfermedad.

Las vitaminas y minerales cumplen varias funciones en nuestro organismo, y la baja de algunos de ellos nos dejan indefensos frente a ciertas enfermedades. Es por ello, que realizando pequeñas mejoras en nuestra alimentación podemos proveernos de estos maravillosos nutrientes.

Incluir vegetales verdes: Los vegetales verdes como la espinaca y el brócoli nos aportarán Vitamina C, misma que ayuda a la producción de glóbulos blancos, claves para combatir infecciones.

Usar especias: como la cúrcuma y el jengibre. Ambos son muy buenos para combatir procesos inflamatorios y son regularmente utilizados en la cultura oriental tanto en la alimentación como parte de la medicina natural.

Disfrutar de los cítricos: Los limones, naranjas, toronjas y las mandarinas son frutas que en nuestro país se pueden disfrutar casi a lo largo de todo el año. Éstos son altos en vitamina C, misma que debe ser consumida con frecuencia ya que no puede ser almacenada en nuestro cuerpo.

Incrementar la ingesta de los frutos secos: tales como las almendras y nueces. Pues aportan con grasas saludables que permiten transportar vitaminas liposolubles, tales como la vitamina A, D, E y K. Además, estos deliciosos frutos también aportan selenio, un mineral importante en el refuerzo del sistema inmunológico.

Recurrir a la comida de mar:  al pensar en reforzar el sistema inmunológico no nos viene a la mente como primera opción la comida de mar, sin embargo, además de ser delicioso también puede aportar varios nutrientes a nuestra dieta. Uno de ellos es el selenio, mismo que nuestro cuerpo necesita para mantenerse sano. Este nutriente es importante para la reproducción, la función de la glándula tiroidea y para proteger al cuerpo del daño que causan los radicales libres. Las ostras, las almejas y el camarón son los alimentos de mar que pueden ayudarte a conseguir este mineral ideal. También, podrían ayudar el consumo de pescados como el atún y el salmón.

En general, una alimentación variada en todo tipo de productos naturales puede aportar a nuestro organismo vitaminas y minerales que necesitamos para estar sanos y combatir enfermedades.

Fortalecimiento a través de la suplementación

Como ya lo vimos anteriormente, el ingerir alimentos específicos pueden proveernos de los nutrientes necesarios para defendernos contra procesos infecciosos y también atenuar los síntomas de enfermedades graves, entre ellos el COVID-19. No obstante, aunque nos dediquemos a consumir muchísima comida rica en nutrientes “anti-enfermedad”, será difícil que podamos obtener los niveles de vitaminas y minerales óptimos para que nuestro cuerpo se enfrente a una enfermedad grave.

Por consiguiente, se vuelve conveniente que podamos conseguir aquellos escudos contra enfermedades por parte de los suplementos.

 

Vitaminas y minerales

En el mercado, es fácil encontrar multivitamínicos o suplementos que combinan dos o más nutrientes  a la vez. Los hay en todas las presentaciones, en tabletas, en gomitas o efervescentes. Ya depende del gusto de cada usuario sobre qué tipo elegir. Así mismo, se pueden encontrar suplementos que ofrecen nutrientes específicos y en dosis altas, pero si nos interesa tomar más suplementos es necesario analizar si estamos dispuestos a tomar tantas tabletas juntas. En este caso, es importante analizar los déficits de nuestra dieta y elegir sólo aquello que nos hace falta y no podemos conseguirlo.

Probióticos

El uso de ciertos medicamentos como los antibióticos, y una mala alimentación puede resultar en un intestino poblado por una deficiente flora bacteriana, que no ayuda al sistema inmune y deja al organismo susceptible a enfermedades. En cambio, una flora bacteriana en equilibrio mejora la salud general del organismo, trayendo beneficios como facilitar la digestión y la absorción de nutrientes, y esto a la vez ayuda a fortalecer el sistema inmunológico. 

Una forma de repoblar la flora bacteriana es a través de Probióticos. Hoy en día, se los encuentra en un sin fin de productos lácteos, pero también pueden ser adquiridos a través de bebidas fermentadas como la kombucha o el kéfir. Hay también en tabletas que pueden ser adquiridas en varias farmacias y centros naturales y que pueden venir bien para aquellas personas que no están a gusto consumiendo productos lácteos o fermentados.

 

Productos Naturales

El saúco y la echinacea son plantas naturales consideradas medicinales. Durante varios años, los fanáticos de la medicina natural han encontrado en el saúco a un fuerte aliado para reducir los síntomas de las gripes y resfriados. A la vez, el extracto de este árbol provee de potentes compuestos antioxidantes que  colaboran con la inmunidad en la lucha contra los efectos dañinos de los radicales libres y también ayudan a incrementar los glóbulos blancos que luchan contra virus y bacterias.

Así mismo, sucede con la echinacea, flor que usualmente es de un color púrpura. Posee múltiples componentes que pueden ayudar a combatir infecciones en la piel como también infección en el tracto respiratorio.

En tiendas naturistas se puede encontrar estos elementos, así como muchos otros que coadyuvan a que el organismo del ser humano pueda combatir enfermedades al reforzar el sistema inmunológico.

Fortalecimiento a través de la actividad física

Para poder explicar mejor este tema, se utilizará un ejemplo simple. Se debe pensar en nuestro cuerpo como si fuera un auto de lujo, pero será el único que tendremos durante toda nuestra vida. Es por ello, que debemos usar combustible de calidad (alimentación), usar aditivos para que la máquina esté en perfecto estado (suplementos) y así mismo, es necesario que tenga movimiento para que su motor no se deteriore. 

Por consiguiente, el ejercicio es el que ayudará a que nuestro cuerpo se mantenga en óptimas condiciones ya que está hecho para moverse. La actividad física debe ser moderada, es decir, empezar poco a poco hasta que nos sintamos que podemos dar más. Un kilómetro más, o un día más a la semana de ejercicio.

El ejercicio moderado provoca cambios en los anticuerpos que batallan contra las enfermedades, ya que circulan más rápidamente por el torrente sanguíneo y puede ayudar a detectar y combatir enfermedades de forma más rápida y efectiva.

Adicionalmente, el ejercicio promueve la secreción de hormonas que promueven bienestar o felicidad. En consecuencia, un mejor estado anímico también permitirá que todas nuestras defensas del sistema inmunológico, estén alertas a atacar cualquier virus que quiera ingresar a nuestro organismo a hacernos daño.

Fortalecimiento a través del descanso

Las células que están dentro de nuestro cuerpo se recuperan durante el descanso, es por ello que el dormir bien se vuelve un punto crucial, pero tal vez el más olvidado por nosotros. El actual ritmo de vida que llevamos y que involucra preocupaciones, ajetreo y estrés, seguramente nos termina quitando el sueño. Pero, lo que no hemos tomado en cuenta, es cómo un descanso de calidad cada noche ayuda a reforzar el sistema inmunológico. 

 

Estudios han comprobado que las personas que durmieron apenas cuatro horas, en vez de las ocho recomendadas, experimentaron una fuerte disminución de células naturales “destructoras” de virus. Lo ideal es conciliar un sueño entre siete y nueve horas durante la noche, para que nuestro cuerpo y mente puedan descansar adecuadamente.

Fortalecimiento a través de la prevención

A la hora de reforzar nuestro sistema inmunológico, ya hemos repasado puntos importantes como la alimentación equilibrada, el ejercicio moderado y el descanso adecuado como hábitos ideales a la hora de prevenir enfermedades. Sin embargo, podemos dar unos  pequeños pasos más para que nuestro sistema inmunológico esté en las mejores condiciones posibles para combatir al COVID-19.

  1. Chequeo anual: Una vez al año, podemos visitar a nuestro médico general de cabecera para conocer nuestro estado físico. Un par de análisis de laboratorio determinarán qué tipo de hábitos debemos cambiar y el médico nos podrá guiar en este proceso.
  2. Eliminar la posibilidad de contraer otras enfermedades: tales como la influenza o la hepatitis. Esto se puede lograr a través de vacunas. Así, el cuerpo se dedicará a estar fuerte para enfrentar un virus latente como el COVID-19.
  3. Frente a un virus tan nuevo y peligroso como es el COVID-19, podemos realizarnos pruebas para conocer si lo hemos contraído o no. Actualmente, existen las PCR y las rápidas, y en cuestión de horas conoceremos si hemos contraído. Una temprana detección del mismo permitirá a los doctores prescribir un tratamiento que actúe de forma que minimice los síntomas y también disminuir las posibilidades de complicaciones respiratorias a la vez que ayudará al sistema inmunológico a defenderse. 

El equipo médico de Clínica Santiago, pensando en el bienestar de la población de Santo Domingo de los Tsáchilas y sus alrededores, ha preparado paquetes de detección del COVID-19:

  • Paquete Integral Prueba Rápida: Prueba Rápida COVID-19 + Consulta o Teleconsulta Médica + Tomografía de Tórax $110
  • Paquete Integral Prueba Cuantitativa: Prueba Cuantitativa COVID-19 + Consulta o Teleconsulta Médica + Tomografía de Tórax $120
  • Paquete Prueba RT-PCR: Prueba RT-PCR COVID-19 + Consulta o Teleconsulta Médica + Tomografía de Tórax $170

 

 

Entérate más

Promociones

Recuperación post covid-19

Si tuviste COVID-19 es importante que te realices chequeos. La infección por Covid deja secuelas que es importante controlar para evitar posibles complicaciones. Por eso,