Osteoporosis: Síntomas y tratamiento

Osteoporosis sintomas

Comparte este post

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

La osteoporosis es una condición de baja densidad ósea y deterioro estructural del tejido óseo, que predispone un mayor riesgo de fractura. La osteoporosis es una enfermedad silenciosa ya que no causa ningún dolor ni produce síntomas evidentes.

Así es que un dolor de huesos, en cualquier parte del cuerpo, no es un síntoma de osteoporosis. La fractura de un hueso, cuando las circunstancias en que se produce no son lo suficientemente impactantes como para producir tal lesión, si lo puede ser.

Si no tenemos síntomas, anteriores a las primeras fracturas, la detección temprana se hace un poco más difícil. Los factores de riesgo, según edad y sexo, son un buen punto de partida. Una vez identificados, es preciso ordenar una prueba de densidad ósea o densitometría.

En general, todas las mujeres mayores de 65 años y mujeres posmenopáusicas más jóvenes conforman un grupo de alto riesgo, y deben someterse a las pruebas de detección de baja densidad ósea.

Algunos especialistas recomiendan que las mujeres sean examinadas, en busca de osteoporosis, a partir de los 50 años de edad. En los hombres, el mayor riesgo inicia a los 70 años.

¿Cómo se desarrolla la osteoporosis?

El hueso se forma a través de un proceso diferente al de la mayoría de tejidos del cuerpo humano, que generalmente crecen mediante células que se dividen en dos. Los huesos, se someten a un proceso continuo de descomposición de células viejas, y la construcción de células nuevas en su lugar. La osteoporosis ocurre cuando el hueso se descompone más rápido de lo que puede reformarse, lo que genera una densidad ósea reducida.

El proceso de crecimiento óseo se llama remodelación. La remodelación ósea consiste en lo siguiente:

  • Primero, las células grandes, llamadas osteoclastos, liberan enzimas que descomponen las células existentes.
  • Las células óseas fragmentadas se proseas – o digieren -, en el osteoclasto.
  • El calcio y el fósforo de las células óseas fragmentadas se liberan en el torrente sanguíneo en un proceso llamado resorción.
  • Otras células llamadas osteoblastos producen una variedad de enzimas, factores de crecimiento y hormonas que crean una matriz de células en un proceso llamado formación ósea.
  • Los osteoblastos se absorben en la matriz y se convierten en osteocitos – células óseas -.

La mayoría de las personas alcanzan el pico de masa ósea de los 18 a los 25 años, cuando la remodelación y la resorción ósea ocurren aproximadamente a la misma velocidad. A medida que una persona envejece, las hormonas que influyen en la remodelación y resorción ósea tienden a cambiar y se descompone más hueso del que se puede reconstruir.

¿A quiénes afecta la osteoporosis?

La osteoporosis es una patología que provoca el mayor número de fracturas en la columna y las extremidades en el mundo. La osteoporosis, como ya lo advertimos, ataca principalmente a mujeres mayores de 50 años y hombres mayores de 70 años.

Los hombres y mujeres transgénero que toman terapia de reemplazo hormonal, tienen un riesgo mayor de padecer osteoporosis, razón por la cual deben tomar en forma simultánea suplementos alimenticios y algún tipo de hormonas que inhiba el efecto de la terapia de reemplazo hormonal.

Síntomas de la osteoporosis

La osteoporosis es asintomática en sus primeras etapas. Por eso, las personas no saben que tienen la afección hasta que sufren fracturas recurrentes. Sin embargo, si aparecen algunos signos – que no síntomas -, que permiten deducir la presencia de la enfermedad:

  • Retroceso de las encías.
  • Fuerza de agarre debilitada.
  • Uñas débiles y quebradizas.

Por supuesto, el antecedente genético, y encontrase en las edades de riegos, sumados a la presencia de uno o todos los signos a los que hemos hecho referencia, sin duda ameritan la práctica de la prueba de densidad.

Detección: Qué es y para qué sirve una densitometría ósea

La densitometría ósea es una prueba que permite medir la densidad de calcio existente en nuestros huesos y se utiliza para el diagnóstico de la osteoporosis en etapa precoz o para valorar el riesgo de fracturas en los huesos. Es una prueba sencilla, indolora, rápida, sin riesgos, no requiere hospitalización ni anestesia y ofrece resultados inmediatos.

En Clínica Santiago, contamos con médicos especialistas para que puedas realizarte esta prueba. Con la densitometría ósea se puede determinar el grado de osteoporosis del paciente y evaluar el riesgo de sufrir fracturas. Además, es una prueba que se utiliza para evaluar la respuesta al tratamiento que ofrece un paciente con esta condición.

Solicite desde nuestra web una cita pare realizarse una densitometría ósea.

Tratamiento de la osteoporosis

La osteoporosis no se puede curar, pero se puede tratar. El médico rectará medicamentos y cambios en el estilo de vida. Estos cambios pueden incluir la ingesta de alimentos ricos en calcio y vitamina D, así como hacer ejercicio de manera adecuada.

Este tipo de tratamientos ayudan a proteger y fortalecer los huesos, y a retrasar la descomposición del hueso en el cuerpo. Incluso, en algunos pacientes, se estimula el crecimiento de hueso nuevo.

Los medicamentos más comunes utilizados en el tratamiento de la osteoporosis, se denominan bisfosfonatos. Son ellos los encargados de prevenir la pérdida de masa ósea. Se pueden tomar por vía oral o por inyección.

Algunos especialistas acuden a tratamientos hormonales, suministrando testosterona a los hombres, y estrógenos a las mujeres. Desafortunadamente, la terapia con estrógenos en las mujeres, se ha asociado con un mayor riesgo de coágulos en la sangre, enfermedades cardiacas y ciertos tipos de cáncer.

 

Entérate más

Promociones

Recuperación post covid-19

Si tuviste COVID-19 es importante que te realices chequeos. La infección por Covid deja secuelas que es importante controlar para evitar posibles complicaciones. Por eso,